Logotipos

Maru-Jasp 2012

Me dice Inma que me cambia escribir una felicitación navideña de Maru-Jasp por un post resumen del año. Y yo le digo venga, vale. Y ahora me pregunto por qué cojones le dije venga, vale, con lo fácil que habría sido un feliz 2013 lleno de teatro, o un que la magia del teatro inunde estas fechas navideñas. Y me respondo, casi de inmediato, que esa es la clave del año en Maru-Jasp. Venga, vale. Esas dos palabras resumen de forma precisa el devenir del grupo durante estos doce meses.
Haciendo memoria creo que de lo primero que hicimos en 2012 fue incorporar nuevas personas al grupo. Laura, Gloria, Lourdes, Cuqui y David son ya maruj@sp de pro. Y todos dijimos venga, vale. Y parece que lo terminaremos recibiendo una visita de Italia en Alcalá de Henares, la de una compañía que lleva seis años llevando a escena Mujeres de Arena y contactó con nosotros para hacernos una visita. y claro, no solo dijimos venga, vale, sino que tenemos una colección de camisetas del grupo listas para regalarles.
Y en el medio, pues un montaje nuevo, no, dos, Ruidos en la casa y Suspiroteatro. El primero con una escenografía que nos ha llevado y nos lleva por la calle de la amargura pero que nos ha dado ya dos premios, uno en Cheste y otro en las personas de Fernando y Carlos, grandes amigos sin los que esta obra faraónica no hubiera salido adelante. Y el segundo nuestra primera incursión en el microteatro que nos permitió ver las caras emocionadas de nuestros amigos mientras nos veían actuar a dos palmos de distancia.
También despedimos El burgués gentilhombre después de más de tres años de funciones y alegrías. Aunque para esto costó un poco más que dijéramos el venga, vale.
Y claro, Mujeres de Arena, por toda España, en teatros increíbles y en salas minúsculas, en grandes ciudades y pueblos perdidos.
Hemos hecho teatro en la calle de la mano de Sergio sin más público que los transeúntes que, intrigados ante una pareja durmiendo en la acera o ante un traje de chorizos tuvieran a bien detenerse a mirar. Y también en la calle, ante once mil personas tuvimos el placer de colaborar en el Don Juan en Alcalá 2012.
A todo eso hemos dicho venga, vale. Y hemos obtenido recompensa. Aparte de los premios, que han sido muchos y variados, y que nos permitirán seguir haciendo teatro, hemos tenido el inmenso placer de estar sobre el escenario (acera, despacho, patio,…) en más de treinta ocasiones a lo largo del año. ¿Qué más se puede pedir? Hace unos días celebramos el quince aniversario del grupo y así veo yo a Maru-jasp, como una niña bonita que se viste de largo para deslumbrar al mundo. Poco más me queda por decir. Solo una pregunta. ¿Nos vemos en el teatro en el 2013? Venga, vale.
Gabriel García